26/02/2017DIFTERIA. VACUNACIÓN OBLIGATORIA

MUERTE POR DIFTERIA

Esta es una página web dedicada a la difusión de temas nuevos en gastroenterología y nutrición, pero en ocasiones como hoy, no puedo dejar de salirme de mis límites habituales para llamar la atención a mis colegas, sobre todo los que hacen guardia en centros de urgencia, pediátricos o no,  ante la previsible explosión de casos de diteria que vamos a tener. Aún guardamos en la memoria un caso reciente sufrido en nuestro,país, en el que la pericia y excelente formación  de los médicos de guardia y servicios sanitarios,no consiguió anular el desenlace fatal. Pone los pelos de punta, la descripción que hacen de este reciente caso Alexandra Ulmer y Maria Ramirez , sacado a la luz por Reuters Health Information  y Medscape  (Reuters Health Information). (Venezuelan Girl’s Diphtheria Death Highlights Country’s Health Crisis, By Alexandra Ulmer and Maria Ramirez, February 13, 2017).

Os invito a leerlo:

Eliannys Vivas, de 9 años, empezó a tener dolor de garganta el viernes del mes pasado en esta lánguida ciudad venezolana donde los árboles de papaya manchan las pobres casas de cemento.

Cinco días más tarde, Eliannys estaba muerta, probablemente una víctima de la difteria, una infección bacteriana grave que es mortal en el 5 al 10 por ciento de los casos y particularmente letal para los niños.difteria 2

Su muerte y un estallido más amplio de difteria en Venezuela, antes una de las principales causas mundiales de muerte infantil, pero cada vez más raras debido a vacunaciones, muestra cuán vulnerable es el país a los riesgos de salud en medio de una gran crisis económica que ha provocado escasez de medicamentos básicos y vacunas.

La historia de Eliannys es también la de uno de los diagnósticos erróneos y señales perdidas empeoradas por el secreto del gobierno alrededor de la enfermedad. Su familia nunca había oído hablar de la difteria y los médicos locales no lo sospecharon inmediatamente, a pesar de que la infección había afectado a cientos de personas a sólo unas horas de distancia en Bolívar.

Después de que Eliannys fue llevada a un hospital local, los médicos, pensando que la enfermedad era el asma, usó una especie de inhalador en ella. Pero la niña habitualmente habladora – «un pequeño loro», según las palabras de su padre, jornalero – se debilitaba, por lo que los médicos la transfirieron a un hospital gubernamental más grande una vez que una ambulancia estuvo disponible horas después.

En el hospital El Tigre, todos los dispositivos para examinar las gargantas se habían roto hacía tres años, así que nadie la controló adecuadamente, según un auxiliar de enfermería. «Dijeron que era asma, asma, asma», dijo su madre, Jennifer Vivas. Pero cuando Eliannys empezó a tener difucultad para hablar, fue llevada a un tercer hospital y luego a un cuarto en el vecino estado de Bolívar.

Allí, los médicos descubrieron con horror que Eliannys tenía unas  membranas en la garganta muy inflamadas, el síntoma clásico de la difteria. Pero incluso el cuarto hospital carecía de tratamiento adecuado para la infección, por lo que recibió sólo una dosis media de antitoxinas y nada de penicilina en absoluto, de acuerdo con un profesional médico que la trató allí. Cuando las vías aéreas de Eliannys quedaron bloqeadas,  sufrió dos paradas cardíacas sucesivas y murió el 18 de enero.

«Si el diagnóstico de la difteria se hubiera hecho antes y hubiera obtenido antitoxinas, habría tenido una oportunidad de sobrevivir», dijo la fuente que la trató, pidiendo permanecer anónima porque el gobierno ha prohibido a los profesionales de la salud hablar con los medios de comunicación.

Venezuela controló la difteria en los años noventa, pero reapareció en la vasta selva estatal de Bolívar a mediados de 2016. Al menos dos docenas de niños murieron el año pasado, dicen los médicos, y se cree que los casos se han extendido a media docena de otros estados.

La escasez de medicamentos básicos y vacunas, la emigración de médicos mal pagados y la desmoronada infraestructura han facilitado la propagación de enfermedades, dijeron asociaciones médicas.

COMENTARIOS DEL DR TORMO:

Es muy lamentable que casos como el de la pequeña Eliannys sucedan en países sometidos a una depauperación extrema y ante el bloqueo de sus médicos por causas político-económicas, pero lo que también es muy lamentable que esto mismo  haya sucedido y sin duda volverá a suceder en nuestro país y en breve,  por la enorme incultura de un sector de la población estimulada por fabulaciones erróneas, que van a poner en peligro la vida de sus hijos que confían ciegamente en ellos, además de significar una amenaza para el resto de la población.. Cierta inmigración junto a la ausencia de  vacunación, va a propiciar brotes epidémicos en los vacunados hace años que podrían originar casos abortados de difteria, con miocarditis.. La formación de membranas que impiden la respiración, no es lo peor que le puede suceder a un infectado por difteria, sea niño o adulto, sino la toxina que produce la bacteria que ocasiona miocarditis, es decir inflamación del músculo cardiaco , del corazón, que le impide bombear bien la sangre,  fallo cardiaco, encharcamiento de pulmones, insuficiencia respiratoria y muerte. Generalmente los ganglios del cuello están muy abultados, el llamado «cuello proconsular».

Uno de los grandes logros conseguidos en los últimos años son las campañas de vacunación gratuitas y obligadas.

Desprestigiemos por todos los medios a nuestro alcance a los grupos antivacunas.

Categorizado como:

OTROS DE INTERÉS239
Volver a ARTÍCULOS
Especialista en enfermedades del aparato digestivo y patología nutricional Télf: 932 093 522  -  609 309 977 C/ Vía Augusta, 158, 4º - 08006 Barcelona ver en el mapa