Pérdida de sangre en heces. Clostridium difficile. Artritis reactiva

 22 mayo, 2016
clostridiumdifficile

La Rectorragia se puede definir  como la emisión de sangre roja por el ano de forma aislada o junto con las heces. La sangre emitida de forma aislada puede aparecer tanto en el papel higiénico, como directamente en el inodoro. La sangre junto con las heces puede aparecer recubriendo su superficie o mezclada con ellas ( Ingrid Ordás, Julián Panés Servicio de Gastroenterología. Hospital Clínico de Barcelona IDIBAPS y CIBERehd)  La rectorragia puede deberse a hemorroides, la fisura anal y con menor frecuencia  diverticulosis,  pólipos,  cáncer colorrectal, y la enfermedad inflamatoria intestinal1 . La distribución de las causas de rectorragia está condicionada por la edad. Cuando los estudios incluyen a pacientes mayores de 40 años, aunque el orden de las causas más frecuentes se mantiene, se observa un aumento de los pólipos, el cáncer colorrectal, los divertículos, la colitis isquémica y la angiodisplasia .

En lactantes y niños además de algunas de las citadas, hay otras causas (que también se pueden presentar en adultos), tales como:

1.- causas no infecciosas:

1a.-  alergia a la proteína de la leche de vaca, u otras proteínas

1b.- fisuras por estreñimiento crónico severo

1c.- malrotación intestinal, invaginación intestinal, de solución, en ocasiones,  quirúrgica urgente.

Cusas infecciosas, que también se presentan en adultos:

– bacterianas: pueden ser producidas entre otras bacterias por sighellas, salmonellas, Clostridium difficile

– parasitarias: sobre todo la Entamoeba histolytica

– virales: en ocasiones adenovirus, norovirus.

Una patología en pediatría, que se ve cada vez con más frecuencia, es la pérdida de sangre ocasionada por infección por Clostridium difficile, bajo la forma o no, de colitis pseudomembranosa,  infección del intestino grueso (colon) con una proliferación excesiva de la bacteria Clostridium difficile (Medline) que puede vivir normalmente en el intestino; puede haber demasiada proliferación de esta bacteria cuando se toman antibióticos, estas bacterias liberan una toxina potente que provoca inflamación y sangrado en el revestimiento del colon.Clostr.diff

Cualquier antibiótico puede causar esta afección. Los fármacos responsables del problema la mayoría de las veces son: ampicilina, clindamicina, fluoroquinolonas y cefalosporinas.

La colitis seudomembranosa es rara en bebés e infrecuente en niños. Casi siempre se observa en personas que están en el hospital; sin embargo, se está volviendo más común en personas que toman antibióticos y que no están hospitalizadas.

Los síntomas suelen ser cólicos abdominales (de leves a intensos), heces con sangre, fiebre, necesidad urgente de defecar, diarrea acuosa (a menudo de 5 a 10 veces por día)  (Versión en inglés revisada por: Jenifer K. Lehrer, MD, Department of Gastroenterology, Frankford-Torresdale Hospital, Aria Health System, Philadelphia, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

En los niños puede acompañarse de artritis reactiva, que con frecuencia conduce a diagnósticos erróneos.

A este respecto creo que es interesante que leais el siguiente artículo sacado de  Medscape, donde se ve la asociación entre una bacteria del intestino grueso y el sistema osteoarticular, artritis reactiva maldiagnosticada con frecuencia como  artritis bacteriana y mal tratada con antibióticos, que vienen a castigar más un intestino ya castigado por el Clostrodium difficile.

Artritis reactiva inducida por el Clostridium difficile en niños con diagnóstico erróneo. Diana Swift, May 17, 2016

Sólo el 35% de los casos de artritis reactiva en niños asociada a infección por Clostridium difficile (CDI) fueron diagnosticados correctamente, según un estudio basado en una  cohorte multicéntrica y en controles, Además, esta condición inflamatoria a veces se diagnostica y se trata erróneamente  como artritis séptica, especialmente cuando se relaciona con dolor fuerte  aislado de cadera .

En  niños que estudiamos con infección por Clostridium difficile con artritis asociada, nos sorprendió que muchos médicos tratantes no asociaron las dos condiciones», , dijo a Medscape Medical News el autor principal Daniel B. Horton, MD, MSCE,  reumatólogo pediátrico y epidemiólogo del Instituto de Salud infantil de Nueva Jersey en New Brunswick. En comparación con otros patógenos entéricos, el C difficile no se reconoce como común desencadenante de artritis reactiva asociada-CDI (también llamada  CDIAReA )

Publicado en Internet el 16 de mayo en la revista JAMA Pediatrics, el estudio se basó en registros de tres hospitales de niños, uno en Pennsylvania, Delaware y Florida, entre enero de 2004 y diciembre de 2013. Los investigadores analizaron 148 jóvenes de 2 a 21 años con artritis reactiva asociada a Clostridium difficile; se identificaron 26 casos de artritis aguda o tenosinovitis en el plazo de 4 semanas antes de las 12 semanas después de la confirmación de la infección por Clostridium difficile. Los investigadores seleccionaron al azar pacientes del grupo control con infección por Clostridium difficile CDI que no desarrollaron artritis.

Por extrapolación de estos 26 casos, los autores estiman la incidencia de la artritis reactiva asociada a la infección por Clostridium difficile a 5,0 casos por millón de niños al año (95% intervalo de confianza [IC], 3,2 – 7,8 casos), con 19 niños afectados detectados entre los 3,8 millones personas/año de seguimiento.

La afección  inflamatoria afectó a  1,4 por 100 de casos en niños de infección por Clostridium difficile (IC del 95%, 0,8 – 2,3 casos) al año, y la incidencia anual aumentó durante el período de estudio en 0,8 casos adicionales (IC del 95%, 0,3 – 1,3 casos) por millón de personas –año.

Los pacientes experimentaron síntomas de artritis en las articulaciones en una media de 10,5 días después de los síntomas gastrointestinales iniciales y a menudo tenían fiebre concurrente (58%) o erupción cutánea (54%).

Sólo nueve casos fueron diagnosticados correctamente, con la tasa de detección 35% en general en los tres diferentes centros: de 0% a 5% y al 64%. Por otra parte, cinco niños afectados (19%) recibieron tratamiento para artritis séptica de la cadera con  cultivo negativo a pesar de las indicaciones clínicas en sentido contrario, como la diarrea postantibiótico anterior y otras articulaciones afectadas.

El Dr Horton dijo a Medscape Medical News: «Muchos niños han sidro tratados como si tuvieran  infecciones graves de las articulaciones, lo que conllevó de forma restrospectiva a procedimientos quirúrgicos innecesarios y cursos prolongados de antibióticos, castigando más un tracto gastrointestinal ya previamente castigado

Además señalan los autores: » Pistas diagnósticas importantes en la artritis asociada a la infección por Clostridium difficile en niños con dolor severo en las articulaciones y fiebre,  son un historial de dolores transitorios en las articulaciones, migratorios, o múltiples y diarrea postantibiótico concurrente. …Si un niño desarrolla una artritis aguda, dolorosa en el entorno de la diarrea postantibiótico, hay que comprobar las heces por si,aparece un C difficile con un  cultivo de heces de rutina», aconsejó el Dr. Horton ( o su antígeno, nota del Dr Tormo). ..En la mayoría de los casos, el tratamiento de la infección por Clostridium difficile conduce a una rápida mejoría y a la  resolución de la artritis; la administración de antiinflamatorios pueden ser un complemento útil.»

Otros diagnósticos erróneos variaron desde una artritis reactiva de causa desconocida o sinovitis tóxica y / o transitoria (n = 10; 38%) , artritis séptica (n = 5; 19%) ,  enfermedad del suero (n = 3; 12%), fiebre reumática aguda (n = 1; 4%), y bursitis y / o celulitis (n = 1; 4%).

Comparados con los del grupo de control, los pacientes con artritis reactiva eran menos propensos a tener enfermedades crónicas subyacentes (razón de probabilidad, 0,3; IC del 95%, 0,1 – 0,8; p = 0,01), y aunque todos los casos reactivos estaban relacionados con aparición en el  entorno de infección por Clostridium difficile  aún así, el 92% (n = 24) fueron tratados en las  salas de urgencias y u hospitalizados (OR, 7,1; IC del 95%, 1,6 – el 31,7) /, con un 65% de ellos ingresados específicamente como artritis.

En las 2 últimas décadas se ha producido un aumento de 12,5 veces en la incidencia global y un aumento del 80% en las hospitalizaciones relacionadas con infección por Clostridium difficile.  .

La  artritis reactiva asociada a infección por Clostridium difficile  , aunque no es frecuente, ocasiona en jóvenes por otro lado  sanos, altas tasas de uso y de personal en instalaciones sanitarias. «Teniendo en cuenta la frecuencia con la que se pasa por alto esta condición y la gravedad de la artritis en algunos niños, esperamos que esta publicación ayude a concienciar más a los médicos…con la esperanza de que un mejor conocimiento evite diagnósticos erróneos y limite intervenciones innecesarias.» …», dijo el Dr. Horton. JAMA Pediatr. Publicado en Internet el 16 de mayo de 2016. Resumen

Artículos Científicos
ALERGIAS ALIMENTARIAS
146
CELÍACOS
145
DIARREA CRÓNICA
38
DOLORES DE VIENTRE
147
ENFERMEDADES HEPÁTICAS
13
FIEBRE O TEMPERATURA
19
MASA ÓSEA
13
NUTRICIÓN
277
OTROS DE INTERÉS
185
TRASTORNOS DIGESTIVOS
274
alimentación infantil
230
anemia
11
antibioticos
20
arteriosclerosis
5
cancer
26
cardio-vascular
9
colitis ulcerosa
24
diabetis
16
enfermedad de Crohn
53
enfermedad mitocondrial
2
estreñimiento
10
fibrosis quística de Páncreas
5
fluoración
1
gastroenteritis
20
gluten
79
hepatitis
11
hipotiroidismo
5
infertilidad
1
migraña
23
obesidad
19
otitits
7
prevención caries
2
reflujo gastroesofágico
20
síntomas de la enfermedad celíaca
20
tensión arterial
7
virus
32
vitaminas
23
vómitos cíclicos
18
  • Spanish
  • Catalan
  • English
  • French
  • German
  • Russian