Los requerimientos de hierro en bebés y niños pequeños

 29 junio, 2014
anemia-SI

La deficiencia de hierro (DH) es la deficiencia de micronutrientes más común en todo el mundo y los niños pequeños son un grupo de riesgo especial debido a su rápido crecimiento lo que conduce a necesitar altos requerimientos de hierro.

Los factores de riesgo asociados a una mayor prevalencia de anemia ID (IDA) incluyen bajo peso al nacer, la ingesta alta de leche de vaca, la baja ingesta de alimentos complementarios ricos en hierro, el bajo nivel socioeconómico y la condición de inmigrante.

El objetivo de este documento es revisar el problema y proporcionar recomendaciones acerca de las necesidades de hierro en lactantes y niños pequeños, incluyendo los de moderada o ligeramente bajo peso al nacer.

EVIDENCIAS:

1.- No hay evidencia de que la suplementación de hierro de las mujeres embarazadas mejora el estado del hierro en su descendencia en el entorno europeo.

2.- Pinzamiento tardío del cordón umbilical reduce el riesgo de DH.

3.- No hay pruebas suficientes para apoyar la administración de suplementos de hierro en general de los lactantes y niños pequeños europeos sanos, de peso normal al nacer.

4.-Los bebés alimentados con fórmula hasta 6 meses de edad deben recibir la fórmula infantil fortificada con hierro, con un contenido de hierro de 4 a 8 mg / L (0.6-1.2 mg • kg-1 • día-1). Los bebés con bajo peso al nacer marginalmente (2000-2500 g) deben recibir suplementos de hierro de 1-2 mg • kg-1 • día-1.

5.- Los preparados de continuación deben ser fortificados con hierro; Sin embargo, no hay pruebas suficientes para determinar la concentración óptima de hierro en la fórmula de seguimiento.

6.-Desde la edad de 6 meses, todos los bebés y niños pequeños deben recibir alimentos complementarios ricos en hierro, incluidos los productos a base de carne y / o alimentos fortificados con hierro.

7.- La leche de vaca no modificada no debe ser considerada como la principal bebida de leche a los bebés antes de los 12 meses; la ingesta debe limitarse a unos 500 ml / día en niños pequeños.

En otras guidelines se ha aconsejado prolongar la leche de continuación hasta los 2 años o más, no debiendo bajar de 500 ml al día de promedio. Es importante asegurarse de que estos consejos dietéticos llegan a grupos de alto riesgo, como las familias en desventaja socioeconómica y las familias inmigrantes.

Journal of Pediatric Gastroenterology & Nutrition (June 2014 – Volume 58 – Issue 6 – p 762–767)
Domellöf, Magnus *; Braegger, Christian †; Campoy, Cristina ‡; Colomb, Virginie §; Decsi, Tamas | |; Fewtrell, Mary ¶; Hojsak, Iva #; Mihatsch, Walter **; Molgaard, Christian † †; Shamir, Raanan § §; Turck, Dominique | | | |; van Goudoever, Johannes

Artículos Científicos
ALERGIAS ALIMENTARIAS
126
CELÍACOS
123
DIARREA CRÓNICA
21
DOLORES DE VIENTRE
112
ENFERMEDADES HEPÁTICAS
9
FIEBRE O TEMPERATURA
9
MASA ÓSEA
5
NUTRICIÓN
224
OTROS DE INTERÉS
126
TRASTORNOS DIGESTIVOS
202
alimentación infantil
188
anemia
5
antibioticos
12
arteriosclerosis
2
cancer
19
cardio-vascular
1
colitis ulcerosa
15
diabetis
9
enfermedad de Crohn
44
enfermedad mitocondrial
1
estreñimiento
7
fibrosis quística de Páncreas
3
fluoración
1
gastroenteritis
13
gluten
65
hepatitis
10
hipotiroidismo
2
infertilidad
1
migraña
19
obesidad
16
otitits
4
prevención caries
1
reflujo gastroesofágico
17
síntomas de la enfermedad celíaca
16
tensión arterial
2
virus
15
vitaminas
18
vómitos cíclicos
15
  • Spanish
  • Catalan
  • English
  • French
  • German
  • Russian