15 diciembre, 2019
A16FCG

 ROTAVIRUS. VACUNAS. DESHIDRATACIÓN

Los lactantes de pocos meses son más susceptibles de sufrir gastroenteritis aguda, con diarrea importante que puede obligar a la rehidratación intravenosa (IV) por severa deshidratación.

Uno de los causantes puede ser el rotavirus,  en parte de moda por la polémica alzada con las vacunas; al poco de su contagio y por la pérdida de agua y electrolitos,  en pocas horas puede convertir a un bebé  alegre y activo en apàtico, con diarreas explosivas, y conducirlo a una deshidratación que puede obligar a la rehidratación intravenosa (IV).

¿Qué puede ayudar a los padres o cuidadores a afrontar estos casos? …afrontarlos de la forma más recomendable, hasta  que los consejos del pediatra, en muchas ocasiones el de urgencias hospitalarias, dicten lo más apropiado.

1.- Vigilar el peso del lactante; si ha perdido  un 5% o menos del peso corporal (un bebé de 4 kg que ha perdido por debajo de 200 gr), el bebé puede seguir en casa, administrando por boca una formula de rehidrataciòin tipo OMS  como SUERORAL y ofreciéndole a beber cuanto le apetezca y restringiendo otros alimentos; dar medicación  como RACECADOTRIlo, (TIORFAN),  puede ayudar a que disminuya la  pérdida de líquidos.

2.- Vigilar la diuresis (habrá que poner una bolsita de recogida de orina) que debe de estar por encima de 1 ml por kg de peso y hora (un niño de 4kg ha de orinar 4 ml  por hora de obervación).

Si el lactante pìerde un 10% o más de peso o bien orina por debajo de 1 ml /kg /hora,   será conveniente avisar al pediatra o acudir aun servicio de  urgencias de pediatría para valorar la rehidratación intravenosa.

La vacuna del rotavirus puede ayudar mucho a evitar estos casos, por este agente tan común.

Antes de que las vacunas estuvieran disponibles, la enfermedad por rotavirus la habían sufrido casi todos los niños que  se infectaban antes de los 5 años de edad con los riesgos que comportaba. El virus puede propagarse rápidamente en una guardería o en un hogar, principalmente por la vía fecal-oral, a menudo cuando los niños pequeños se llevan los dedos o un objeto contaminado a la boca, gesto inevitable en ellos  que les permite reconocer los objetos al verlos, tocarlos y chuparlos. El virus es estable en el medio ambiente y puede estar en superficies u objetos contaminados hasta 10 días, y ocasionalmente mantenerse infestante en el agua o en los alimentos. No se puede decir que vive ya que solo es una proteína que puede replicarse haciendo copias de sí misma.

La vacuna contra el rotavirus debe administrarse a los bebés a los 2, 4 y a veces 6 meses (Rotavirus Vaccination: 5 Things to Know

Benjamin D. Hallowell, PhD, MPH, Medscape, diciembre 2. 2019)

Se recomienda la vacunación de rutina de los bebés con cualquiera de las dos vacunas disponibles:

1)RotaTeq (RV5), autorizado en 2006, administrado en tres dosis a los 2, 4 y 6 meses de edad.

2)Rotarix (RV1), autorizado en 2008, administrado en dos dosis a los 2 y 4 meses de edad.

La primera dosis de cualquiera de las dos vacunas debe administrarse antes de las 15 semanas de edad, y todas las dosis deben administrarse antes de los 8 meses de edad, independientemente de la edad gestacional. Ambas vacunas se administran por vía oral.

Las vacunas contra el rotavirus son seguras y eficaces para prevenir la enfermedad por rotavirus.

Resultado de imagen de bebés con diarrea

Ambas vacunas contra el rotavirus tienen una eficacia superior al 85% en la prevención de la gastroenteritis grave por rotavirus. Durante el primer año de vida de un niño, la vacuna contra el rotavirus le proporciona: 85%-98% protección contra la enfermedad rotavírica grave y la consiguiente hospitalización; 74%-87% de protección contra la enfermedad por rotavirus de cualquier gravedad

Las vacunas contra el rotavirus son seguras, pero existe un pequeño riesgo de invaginación intestinal, un tramo de intestino que se mete dentro de otro y dobla o retuerce las arterias que nutren ese trozo invaginado y puede producir que se muera ese tejido, paso de material intestinal a peritoneo y  grave peritonitis; la desinvaginación por enema por vía rectal sin intervención, soluciona el problema pero hay que actuar rápido; suele manifestarse por dolor abdominal  intenso,llanto contínuo, abdomen doloroso a la palpación;  en ocasiones se palpa como una salchicha en abdomen, o expulsan  algo de sangre en la deposición; en alguna rara ocasión los hemos visto con una palidez cérea, sin llorar, prueba del gran dolor que aquejaban; la frecuencia de este accidente es muy baja,  un caso por cada 20.000 a 100.000 lactantes . Dada la disminución significativa de la enfermedad por rotavirus, se considera que los beneficios de la vacunación contra el rotavirus superan el pequeño aumento del riesgo de invaginación intestinal.

Resultado de imagen de bebés con diarrea

Ni la vacuna ni la infección natural proporcionarán inmunidad total contra futuras infecciones por rotavirus, de manera que los niños pueden desarrollar la enfermedad por rotavirus más de una vez.

El programa de vacunación contra el rotavirus ha reducido la prevalencia y alterado los patrones estacionales de la enfermedad por rotavirus en los Estados Unidos. Se ha observado que la proporción de resultados positivos de las pruebas para el rotavirus se ha reducido drásticamente de una mediana anual de 26% en la era previa a la vacunación a 6% en la era posterior a la vacunación. La actividad máxima del rotavirus también disminuyó en más de dos tercios, de una mediana anual del 43% en la era previa a la vacunación al 14% en la era posterior a la vacunación, mientras que la duración de la temporada del rotavirus se redujo de una mediana de 26 semanas a una mediana de 9 semanas.

Resultado de imagen de bebés con diarrea

Antes de que se introdujera la vacuna contra el rotavirus en 2006, los casos de enfermedad por rotavirus en los Estados Unidos alcanzaban su punto máximo anual en los meses de invierno y primavera. Desde entonces, se ha establecido un patrón estacional bienal del rotavirus, con años alternados de baja y alta actividad de la enfermedad, probablemente debido al índice algo bajo de vacunación.

Resultado de imagen de rehidratación intravenosa de lactantes

A pesar de estos excelentes resultados, se vacunan menos niños,  comparados con los que se vacunan contra otras enfermedades.

COMENTARIO del Dr TORMO: hablando de los probióticos dijimos y se dice que no hay que lavarse muchos las manos y que la naturaleza nos quiere algo sucios, para no perjudicar el manto ácido de la piel que nos protege….pues como podemos observar no siempre hemos de ser algo sucios, y en otras ocasiones hemos de lavar bien las manitas del niño, limpiar superficies, que no chupen objetos a su alcance…No hay nada absoluto en biología

Artículos Científicos
ALERGIAS ALIMENTARIAS
136
CELÍACOS
130
DIARREA CRÓNICA
21
DOLORES DE VIENTRE
128
ENFERMEDADES HEPÁTICAS
9
FIEBRE O TEMPERATURA
9
MASA ÓSEA
5
NUTRICIÓN
245
OTROS DE INTERÉS
149
TRASTORNOS DIGESTIVOS
231
alimentación infantil
203
anemia
5
antibioticos
12
arteriosclerosis
2
cancer
19
cardio-vascular
1
colitis ulcerosa
15
diabetis
9
enfermedad de Crohn
44
enfermedad mitocondrial
1
estreñimiento
7
fibrosis quística de Páncreas
3
fluoración
1
gastroenteritis
13
gluten
67
hepatitis
10
hipotiroidismo
2
infertilidad
1
migraña
19
obesidad
16
otitits
4
prevención caries
1
reflujo gastroesofágico
17
síntomas de la enfermedad celíaca
16
tensión arterial
2
virus
15
vitaminas
18
vómitos cíclicos
15
  • Spanish
  • Catalan
  • English
  • French
  • German
  • Russian