Azúcar sí, azúcar no?

 10 noviembre, 2019
chicle
La obsesión por tener una figura acorde con lo patrones de delgadez actuales, impulsa a muchas personas a huir del azúcar y de productos azucarados, y a consumir edulcorantes  acalórcos (No Nutritive Sugars o NNS de sus sigles en inglés) Esta tendència también alcanza a niños. El efecto que puede producxir el consumo de NNS es difícil calcular en la actualidad debido a que la legislación no obliga a especificar la cantidad y tipo de edulcorantes.
Es intresante seguir lo que ha publicado recientemente Medscap a este respecto “Long-term Safety of Artificial Sweeteners in Kids Unclear, AAP Says, Veronica Hackethal, MD,November 05, 2019”

Resultado de imagen de niños comiendo golosinas

 

Se cree que los edulcorantes artificiales aumentan la pérdida de peso al disminuir la ingesta calórica. Según el comité de la AAP, algunos niños -especialmente aquellos con obesidad y aquellos con diabetes tipo 1 o 2- podrían beneficiarse de los edulcorantes artificiales. Pero es probable que la pérdida de peso sea pequeña (sólo alrededor de 1 kg).
De hecho, alguna evidencia sugiere que los edulcorantes artificiales podrían en realidad promover el aumento de peso. Los edulcorantes artificiales son 180 a 20,000 veces más dulces que el azúcar de mesa, y pueden aumentar las preferencias por los alimentos azucarados, aunque la evidencia no es concluyente. También pueden hacer que las personas se sientan menos satisfechas, lo que resulta en que coman más a largo plazo. En estudios en animales, los edulcorantes artificiales se han relacionado con la intolerancia a la glucosa, la resistencia a la insulina y la diabetes. Los efectos a largo plazo sobre el control del peso, la función metabólica, la dislipidemia y otras enfermedades cardiovasculares en humanos siguen siendo desconocidos.

 

Resultado de imagen de niños comiendo golosinas

…El comité revisó los artículos de investigación sobre el uso de edulcorantes artificiales por niños y adolescentes que fueron publicados en inglés en los últimos 10 años hasta el 20 de agosto de 2018. Sólo se publicaron durante ese período seis ensayos controlados aleatorios de alta calidad sobre el uso de edulcorantes artificiales por parte de los niños, señalan.
Las tendencias recientes muestran un aumento en el consumo de edulcorantes artificiales por parte de los niños. La mayor parte del consumo de edulcorantes artificiales se produce a través de los refrescos dietéticos; sin embargo, el número de alimentos que contienen al menos un edulcorante artificial se ha cuadruplicado en los últimos años. La cantidad de edulcorante artificial que consumen los niños sigue siendo desconocida porque los fabricantes no están obligados a indicar la cantidad de edulcorante artificial por porción en las etiquetas de los envases.

Resultado de imagen de sacarinas y edulcorantes

La FDA ha aprobado edulcorantes artificiales en alguna forma desde 1958. Actualmente, la sacarina, el aspartamo, el acesulfamo de potasio, la sucralosa, el neotamo y el advantame han recibido la aprobación previa a la comercialización de la FDA como aditivos alimentarios. Otros dos edulcorantes artificiales, la stevia y el extracto de fruta de monje, han recibido la designación de «generalmente reconocidos como seguros» (GRAS) de la FDA; tales productos no requieren aprobación previa a su comercialización.
Sin embargo, sí se ha observado que los edulcorantes artificiales pueden disminuir las caries dentales en los niños.
Añaden que no hay datos que apoyen una asociación entre los edulcorantes artificiales y el trastorno por déficit de atención/hiperactividad o el autismo. No existen contraindicaciones absolutas para su uso en niños, excepto para el aspartamo y el neotamo, que están contraindicados en niños con fenilcetonuria.
NOTA DEL DR TORMO: así pues, solo se han comprobado dos efectos por tomar edulcorantes no nutritivos:
-       En algunos niños con obesidad y diabetes tipo 1 o 2, la pérdida de 1 kg de peso
-       Disminución de la caries dental en niños; además de la sacarosa, la lactosa también puede ser cariogénica, aunque mucho menos; se ha observado en lactantes que se quedan dormidos con un biberón de leche normal en la boca, caries que llegan casi, a amputar el esmalte de todos los dientes; o sea papás y mamás que les dais leche de noche, tras la toma hacer que beban algo de agua.
Siguiendo la major receta en nutrición:” comer de todo un poco y de mucho nada”, el niño puede tomar sacarosa con moderación, y edulcorantes no nutritivos, los señalados anteriormente, , con moderación. El niño es como un coche de carreras con depósito de gasolina de moto de 50 cc; es decir quema mucho, por la actividad inherente a su edad y el glucógeno hepático no alcanza la cantidad  del adulto. Ello puede justificar su ansia de azucar, caramelos, gominolas, galletas, helados….etc., ansia  que no persiste en el adulto. Si el niño no ingiere, por ejemplo,  hidratos de carbono de absorción ràpida  en el desayuno,  o a media mañana, puede llegar a la hora de comer con cefalea, dolor de vientre, poca atención en las úlimas clases de la mañana, nàuseas…..etc..
Queda por aclarar que entendemos comer con moderación; hasta que la Real Academoia de la Lengua no se defina al respecto, podria ser dos o tres veces por semana y en “cantidad moderada”
 
Artículos Científicos
ALERGIAS ALIMENTARIAS
133
CELÍACOS
128
DIARREA CRÓNICA
21
DOLORES DE VIENTRE
121
ENFERMEDADES HEPÁTICAS
9
FIEBRE O TEMPERATURA
9
MASA ÓSEA
5
NUTRICIÓN
236
OTROS DE INTERÉS
133
TRASTORNOS DIGESTIVOS
216
alimentación infantil
197
anemia
5
antibioticos
12
arteriosclerosis
2
cancer
19
cardio-vascular
1
colitis ulcerosa
15
diabetis
9
enfermedad de Crohn
44
enfermedad mitocondrial
1
estreñimiento
7
fibrosis quística de Páncreas
3
fluoración
1
gastroenteritis
13
gluten
65
hepatitis
10
hipotiroidismo
2
infertilidad
1
migraña
19
obesidad
16
otitits
4
prevención caries
1
reflujo gastroesofágico
17
síntomas de la enfermedad celíaca
16
tensión arterial
2
virus
15
vitaminas
18
vómitos cíclicos
15
  • Spanish
  • Catalan
  • English
  • French
  • German
  • Russian